«En este mundo todo se ve quien quiere tratar…

El atleta Lundo Mendes desde Vícar

La tierra, la mujer, la crianza, la felicidad, la abundancia… No es casualidad que el determinante artículo sea de género femenino. “Mi mujer es fundamental, siempre que haces algo cuando te apoyan, te da un empujón, pones más de tu parte”, son las palabras de Lundo Mendes. Porque correr la maratón es un día, pero el amor de la familia es incondicional.

Mendes es de Guinea-Bissau, llegó a Las Norias (El Ejido) siendo adolescente, a través de la reagrupación familiar. Su padre había conseguido con mucho esfuerzo traer a su familia a España, los tres hermanos y la madre, llegaron al poniente almeriense, pero pronto volvieron a su país porque preferían su tierra. Solo el deportista se quedó. 

¿Visita a su familia en Bissau a menudo?

Cada vez que tengo vacaciones me escapo, aunque sean un par de semanas. Allí vive mi madre y mi padre. Mi familia ha conocido a mis hijos, mi mujer también va.

Lundo Mendes habla de Ramona Nicoleta Rosiu, se conocieron hace unos años en Almería y han formado una familia intercontinental con una riqueza cultural española, guineana y rumana. Para el protagonista es muy sencillo, no hay choque de culturas si hay amor.

Si tú estás con una persona, donde vayas no lo puedes ver raro porque realmente lo quieres. Ella viaja a Bissau pero, por supuesto, también vamos a Rumanía a ver a su familia.

El guineano trabaja en la alhóndiga La Unión, como especialista de almacén, además la empresa también patrocina su carrera deportiva. La maratón de Madrid o Lisboa son algunas de sus carreras más destacadas con el presente en el recorrido de Nueva York y la muy reciente media maratón de Calar Alto, conocida por ser la más alta de la Península Ibérica.

Media maratón de Calar Alto

“Empecé a trabajar con 18 años. Puedo decir gracias a Dios que en España solo he tenido dos empleos, llevo muchos años trabajando en la alhóndiga La Unión. Me llevo bien con todo el mundo, tengo buenos jefes, eso es con lo que se queda uno.”

Incluso te patrocinan…

Si y sabemos que es una empresa muy importante en la zona. Como trabajo allí y me gusta el tema del deporte, la empresa me ha patrocinado. No solo por la publicidad, sino porque llevo la empresa donde trabajo escrita en la camiseta y para mí es una cosa grande, me da mucha alegría, es un punto a favor para mí.

¿Por qué el ‘running’?

Siempre he practicado muchos deportes como fútbol, kárate… Llevo bastantes años corriendo con el ‘running’ estoy más enganchado por el tema del trabajo, porque es un deporte que puedes salir sin horarios tan estrictos, solo depende de ti mismo. Salgo a la hora que me viene bien, además tengo que cuadrarlo con la familia. 

A veces salgo a correr con clubes de aquí, a pesar de que con mi trabajo tengo limitaciones como nos conocemos todos pues solo avisarnos y ya.

La buena gente que te llevas, eso es lo que se queda uno. Te llevas gente espectacular. Algunos son muy profesionales tienen muchos conocimientos y te ayudan.

Mesdes pronuncia las palabras con cierto peso y un tono suave, sin embargo, se traduce emoción en esa “gente que te llevas”, con las manos entrelazadas desde el valle de Vícar y el Mediterráneo de telón parece que la mirada se le pierda en la profundidad de la tempestad que cada cual guardamos. Entonces, antes de que se mastique un espeso silencio toca lanzar la siguiente pregunta.  

¿Cómo fueron los inicios?

Primero estuve en un par de años en un colegio en Las Norias y ya empecé a trabajar. Siempre me he llevado bien con todos. Porque en este mundo todo se ve, cuando llegas a un sitio y te encuentras con la gente ves quien quiere tratar bien y quien quiere mal. Soy una persona que coge lo bueno, siempre me llevo bien con todo el mundo, no quiero faltar el respeto, ni que me lo falten.

Es difícil adaptarse e integrarse aquí, respetar lo que hay porque es diferente de un país a otro. Cuando llevas 20 años viviendo en España ya se cogen las dos culturas, el tiempo pasa muy rápido pero bueno.

Mendes es presidente de la Asociación hijos de Carungal Canhobel Guinea Bissau y tiene su propia marca de ropa L.Mendes Clothing. Aunque nunca ha vivido en su piel la discriminación lucha por la igualdad y la justicia social. 

“Emigración siempre hay, pero la zona donde estamos, culpa de unos y de otros. Todavía nos tachan, hay una barrera, a mí gracias a Dios no me ha llegado a pasar pero sé que pasa. Hay que tratar a los demás como si fueran una persona igual que tú, en lugar de preguntar: ‘¿oye tú qué haces aquí?’. Esa persona ha venido a tratar de mejorar, hay gente que lo pasa mal en su país, pero hay quien viene para probar otra cosa no porque realmente le haga falta salir de su país. Como los españoles salen a Alemania, Inglaterra… Hay quien viene con formación, pero hay mucho papeleo para convalidar los estudios, a veces ni lo permite depende del país que venga.”

¿Estos valores los trabajan en casa?

Sí, a los niños les hablamos en todos los idiomas que sabemos. A mis niños pequeños los estoy enseñando para que sepan cómo es su padre, de donde viene, es una cosa que no me gusta que se pierda.

Y aunque todos guardamos un as en la manga, digamos que Lundo ha hecho de Almería su tierra: “Ahora mismo estoy bien aquí y no quiero ni moverme de Almería, aquí tengo mi hogar, mis amigos…” Y sin muchas más florituras termina la conversación.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
1 COMENTARIO
  • Celia
    Responder

    Yo tengo el placer de conocerlo y es una maravilla de personó esta mundo necesita personas como el.
    Todo lo que se proponga lo conseguirás

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *